Uruguay se prepara para enfrentar a la selección de Austria este martes. En Viena, antes del entrenamiento del lunes, habló Tabárez en conferencia de prensa sobre la importancia de este partido, el rendimiento de los nuevos jugadores celestes y las dificultades que ofrece el combinado austríaco.

“Soy poco afecto a hablar de individualidades”, dijo Tabárez evitando evaluar uno por uno a los debutantes que se iniciaron en el partido anterior. Sin embargo en términos generales hizo algunos comentarios. “El hecho de debutar en la selección mayor creo que es algo muy importante. Me he enterado que jugamos contra Polonia con un promedio de edad de 24 años”, valoró el entrenador celeste.

Además resaltó la tarea de Lemos que tuvo que sustituir “a un jugador como Godín”. “Estoy conforme con los objetivos que nos habíamos planteado por las condiciones del partido”, concluyó en su análisis.

Además insistió en que los objetivos para este encuentro son los mismos, así como “han sido para cada fecha FIFA que hemos tenido”. Juego, resultado y comportamiento son los tres pilares que el entrenador considera.

“Tenemos que preocuparnos por el juego que desarrolle el equipo en función de la meta para la cual nos estamos preparando”, dijo en referencia al Mundial. “El resultado por una cuestión de seriedad frente a la afición, frente al rival”, agregó. “Y después el buen comportamiento porque tiene que ver con el juego y también con el resultado”, concluyó.

Sobre ese último punto se extendió. “Es un aspecto en el que hemos mejorado muchísimo en estos once años. Pero no es algo que se termine, tiene que ser permanente. La imagen de la selección de Uruguay tiene que ser defendida en cada partido”, aclaró.

En cuanto a Austria, el maestro dijo que es “un equipo poderoso, con buen nivel técnico según me he informado” y que afrontar este exigente encuentro “es una manera de prepararnos para lo que viene”.

Consultado por un periodista austríaco sobre qué pronósticos tiene para el Mundial, fue concluyente al aseverar que “yo no sirvo para adivinar el futuro”. “He aprendido a fijarme mucho en la realidad. No hay nada escrito para el Mundial. Yo sé que los medios necesitan difundir cosas, pero como yo digo, sin ánimo ofensivo, es puro humo que desaparece enseguida”, dijo el DT.

“Queda mucho por recorrer hasta el Mundial y ahí va a ser la verdadera historia. En la primera fase y después cuando empieza la verdadera Copa del Mundo en los partidos eliminatorios”, remató.

La selección uruguaya practicó este lunes en el estadio Ernst Happel de Viena, donde el martes a las 16:45 se medirá con el combinado local. Hubo ejercicios a cargo del profesor José Herrera, trabajos de pelota quieta y el habitual “picado” informal con los futbolistas mezclados y Edinson Cavani y Cristian Rodríguez como arqueros.

Óscar Washington Tabárez ensayó tres variantes en relación al equipo que comenzó jugando el pasado viernes frente a Polonia; Diego Godín sustituirá a Mauricio Lemos en el centro de la zaga, Federico Valverde a Giorgian de Arrascaeta en el mediocampo y Cristhian Stuani a Gastón Pereiro en ofensiva.

Los 11 serán Martín Silva; Guillermo Varela, José María Giménez, Diego Godín y Gastón Silva; Nahitan Nández, Matías Vecino, Rodrigo Bentancur y Federico Valverde; Edinson Cavani y Cristhian Stuani.

El rival de Uruguay para este último partido del año ocupa el puesto 39 del ranking FIFA y aparece 23.º entre los europeos. No clasificó al Mundial de Rusia por terminar cuarto en el grupo D con 15 puntos en 10 partidos, superando únicamente a Georgia (5) y Moldavia (2). Más arriba quedaron Serbia (21), República de Irlanda (19) y Gales (17).

Austria no clasifica a una Copa del Mundo desde Francia 1998 y su principal figura en la actualidad es David Alaba, lateral o volante zurdo de 25 años que lleva seis temporadas defendiendo al Bayern Múnich.

 

Montevideo Portal